+593 98 458 0108
Envío gratis en todos los pedidos superiores a $40
+593 98 458 0108
Envío gratis en todos los pedidos superiores a $40
Envío gratis en todos los pedidos superiores a $40
+593 98 458 0108

Uva Pinot Grigio y sus vinos

Pinot grigio es originario de Borgoña (Francia), donde todavía existe el mayor número de hectáreas de viñedos gracias a las particulares condiciones climáticas de la región. Sin embargo, se trata de una vid que se ha internacionalizado, llegando también a Italia, donde el cultivo de Pinot Grigio se ha extendido a regiones como Friuli-Venezia Giulia, Lombardía, Veneto y Trentino-Alto Adige. El origen del nombre francés “pinot” proviene de la palabra “pin”, que significa “pino”. De hecho, la forma de su racimo parece una pequeña piña, característica que une a todas las cepas con el nombre “pinot”. El cultivo de Pinot Grigio es particularmente complejo y requiere condiciones especiales y atención no solo en el campo sino también en la bodega. De hecho, Pinot Grigio necesita un hábitat particular, con climas muy fríos y suelos compatibles, para el desarrollo de la planta que es especialmente difícil de cultivar fuera de sus zonas de origen.

Su color natural es el cobrizo, de hecho es la única variedad de uva gris. El Pinot Grigio se suele vinificar en blanco pero si se deja macerar en contacto con los hollejos su mosto adquiere un tono anaranjado más natural, como suele ocurrir en Collio (IT), obteniendo vinos muy agradables y afrutados, fragantes y con buena estructura. La misma práctica está de moda en Alsacia (FR). Pinot Grigio también está presente con buenos resultados en Alemania (Ruländer) y Hungría (Szürkebarat). La uva Pinot Grigio se distingue por sus hojas pequeñas, con forma de trébol o en forma de cuña, por tener un racimo corto, de estructura cilíndrica y muy compacta. Las bayas tienen una forma esférica con una piel fina y pruinosa y son de color rosa.